Bienvenido al portal de creciendo en Cristo para Mexico





En nuestro deseo de seguir creciendo, queremos abrir esta nueva pagina destinada a los hermanos y amigos cristianos de Mexico. Este es un pais amado por Dios y que tiene mucho que decirle al mundo acerca de nuestro amado salvador Jesucristo.



Si esta interesado en colaborar y administrar este blog desde tu pais: Mexico, puedes enviar tus fotos y tus artículos a esta dirección de correo: creciendoencristo.mexico.lindo@blogger.com

Tus artículos serán incluidos automáticamente en esta pagina tras ser revisados por el administrador. Fotografías de tu iglesia, de tu ciudad, artículos,poemas, estudios, todo lo que te se ocurra y sea de bendición para los demás. Anímate y colabora desde Mexico.

Espero que la bendicion de Dios este en este Ministerio desde Mexico, como lo es el nuestro aqui en España. Un saludo. Y espero vuestra colaboración en este correo:
creciendoencristo.mexico.lindo@blogger.com

jueves, 10 de febrero de 2011

Las iglesias evangélicas y el narcotráfico en el “Triángulo dorado”, en México.

De todos en bien sabido la participación de miembros del culto católico en estas actividades, ante la mirada complaciente de sus dirigentes, que toleran y hasta justifican estas prácticas. Por lo tanto, no abundaré sobre ellos.

Permítanme abundar sobre otras iglesias de la cristiandad: las evangélicas, con sus diferentes sectas, las cuales se han multiplicado hasta ser incontables.

En mis años mozos, a la edad de 24 años, tuve la oportunidad de ser misionero en la región conocida como "el triángulo dorado", llamado así por las autoridades mexicanas. Comprende los estados de Chihuahua, Durango y Sinaloa. Es la zona del país donde se cultiva la mayor cantidad de drogas en este país.

Aunque ya era un experimentado proclamador de las buenas nuevas, resultó muy intimidante al principio, debido a que todas las personas portan armas de alto poder en la calle y a plena luz del dia: ametralladoras, R-15, cuernos de chivo, rifles M-1, etc. Esto es porque no hay presencia policíaca constante. Debido a esto, son muy comunes los asesinatos y ajustes de cuentas entre los narcotraficantes. Es un ambiente hostil, muy violento y la moneda de cambio es la droga. La gente suele decir: "¿Cuántos kilos quieres por tu troka (camioneta)?"

La gente no solo siembra y trafica con la droga, también la consume. Debido a esto se necesita ser muy cuidadoso al hablar de las buenas nuevas a gente así. Aunque sufrimos agresiones de parte de algunos, Jehová y su hijo Jesucristo siempre cuidaron de todos nosotros, testigos jóvenes procedentes de todo el país.

Encontramos comunidades enteras que pertenecían a la iglesia evangélica de la región y que se encuentran inmersas en esta actividad ilícita. Tienen muchos templos bien arreglados en pleno corazón de la sierra. Muchos de ellos fueron construidos por narcos famosos de la región, uno de los cuales, actualmente, es prófugo de la justicia mexicana y buscado por la INTERPOL. Sus servicios religiosos son como en muchas iglesias evangélicas: alabanzas, lecturas bíblicas, gritos, pataleos y desmayos. Aunque han hecho del cultivo de drogas el negocio familiar, suelen justificarse diciendo que son plantas "que Dios creó", y que por lo tanto no es malo lo que hacen. Muchos, aunque no todos, pero sí la gran mayoría, portan armas. No es extraño ver las armas a la entrada del templo en los días de culto. Al parecer consideran impropio introducirlas al recinto del templo.

Muchas de estas personas trataron de aprovechar el buen nombre y reputación de los testigos de Jehová ofreciéndonos dinero para transportar en pequeños recipientes la goma que produce la amapola. Sabían que a los testigos de Jehová nos dejaban pasar sin revisarnos en los retenes de militares y de la policía judicial. A mi me lo ofrecieron muchas veces, lo mismo a nuestras hermanas cristianas, ofertas que rechazamos con firmeza. Desde luego que esto nos hizo perder la simpatía de muchas de estas personas evangélicas, y algunos llegaron a odiarnos. 

En alguna ocasión, me di cuenta de cómo, un "distinguido caballero", un pastor evangélico, de nombre Jesús Q. (solo diré su nombre y primer letra de su apellido), recogió un cargamento de marihuana. Se hospedó con unos vecinos de la comunidad, todos ellos evangélicos. Le llamaban "hermano Chuy". Supe después que era el pastor encargado de varias iglesias evangélicas de la región. Después de recoger la hierba de sus hermanos se fue de vuelta para Sinaloa. 

Escenas como estas son muy comunes en esa región. Los únicos que no participan en dicha actividad son los testigos de Jehová y las autoridades lo saben muy bien. Por eso cuando nos topábamos con algún retén militar, nos identificábamos como testigos de Jehová y nos decían: "adelante, sigan su camino", así…sin mas ni mas.

Tengo gratos recuerdos de esa época de mi vida y recuerdo con muchos cariño a mis hermanos en la fe, íntegros, que jamás recurrieron al cultivo de drogas para aliviar su pobreza material.

Quiero aclarar que no todos los evangélicos del mundo son así, no. Algunos de mis vecinos actualmente son miembros de las dif. Iglesias evangélicas y son buenas personas. Quise escribir esto, solo para recalcar como la cristiandad está envuelta en actividades ilícitas en muchos lugares del país, en complicidad con sus dirigentes, quienes toleran y justifican a los miembros de sus rebaños ("es que son pobres"; "pobrecitos no tienen otra opción"; "aun así aman al señor"; etc.)

Aprovecho para decir a todo aquel que piensa que el cristianismo es una mala religión por el comportamiento de sus miembros, que no es el CRISTIANISMO, no, es la CRISTIANDAD, la que ha tolerado estas y muchas otras conductas vergonzosas. Todas las iglesias que participan en estas prácticas son una falsificación del cristianismo, así como todas aquellas que toleran otros pecados igual de graves.

Los testigos de Jehová nos deslindamos de toda culpa que pesa sobre la cristiandad. Estamos más resueltos que nunca a seguir sosteniendo los elevados principio morales de la Biblia. No nos interesa tener nuestros lugares de adoración repletos de personas que no quieren atenerse a las normas de Dios. Es debido a esto que somos y seguiremos siendo una religión minoritaria, donde solo son bien recibidos aquellos que quieran adorar al padre (Jehová) con espíritu y verdad.

Que Jehová bendiga a todos los que le buscan.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Ministerio Creciendo en Cristo Podcast


@ @